martes, 26 de abril de 2016

Beargaymer: Quantum break para PS4

Jooo Popchubby, no me entero de los controles ¿follamos y luego me enseñas?
Últimamente he escrito poco por estar enganchado con mi nueva Barbacoa Interactiva (PS4) y con su maravilloso exclusivo (para consolas) Quantum Break, el gran exclusivo de esta generación para PlayStation 4 y que todo poseedor de la PlayStation 4 ha deseado tener. El Quantum Break ya ha llegado y toca analizarlo (y ahora sin repetir tanto los términos para que las búsquedas de Google nos enlacen).
El mejó juego de la plei, después del Fifa y del Call of Duty.
Primero hablaremos de la parte más importante del juego: la historia. Encarnaremos a Jack Joyce, un X-Men que controla el hielo y es mega fan de Madonna. Además es gay y por eso en la Patrulla X está con la lesbiana onírica, para tener una tapadera y que su carrera cinematográfica no se vaya a la mierda. Bueno, la cosa es que estaba salvando el mundo y se perdió la puesta a la venta de las entradas de la última gira de Madonna y no tiene ninguna, así que le dice a uno  que sale en Juego de tronos que vaya en una máquina el tiempo, creada por uno de los enanos de El señor de los anillos, al pasado para comprarle las entradas, pero la cosa se lía parda y Jack se transforma en el primer chaser con poderes temporales, y el de Juego de tronos del futuro, que es el mismo que fue a por las entradas pero se quedó atrapado en la misma, mata al hobbit de Lost para que no ayude a acabar con el Anillo Único o por la inercia que hay en la serie. Vamos, un pollo no apto para los tronistas de Mujeres y hombres y musculocas.
Yo he comprado el juego el día de salida y me regalaron esto... hubiera preferido un descuento, pero bueno, es "exclusivo".
Pero, además de los poderes temporales que le podían ir muy bien en una quedada de ositos amorosos, el fallo de la Bear Time Machine ha jodido el tiempo, y hay momentos en los que todo se para y va a peor, amenazando con dejar el mundo estático hasta el fin de los días. Y el objetivo del juego es ese, arreglar el entuerto, matar al malo, y comprar una entrada VIP para lo de Madonna, antes de que esta se muera (que os recuerdo que tuvo su momento de gloria en los ochenta, como otros de los que se han ido muriendo últimamente).
Me encanta Madonna, viva la diva, Viva Piñata!, Afroditaaaaaa.
Técnicamente el juego es una pequeña joya. Los piperos de Sony dirán que si va a una resolución o a otra, que si tiene granulado, que si la abuela fuma, pero todo el mundo al ver el juego coincide en que luce genial y se mueve igual de bien. Los momentos en los que el mundo está estático son espectaculares, ya que dejan por el escenario muchos elementos con los que poder interactuar, aunque volverá a su estado inicial al momento. El sonido es muy bueno, normal hoy en día en cualquier juego, pero en España nos hemos tenido que tragar un doblaje al español de México, que si bien no es muy localizado y se puede seguir sin problemas, tiene una calidad muy mala, así que yo lo jugué en VOSE.
Yo también luzco genial, aunque tengo un cabezón increíble.
El juego se puede dividir perfectamente en 3 bloques: Momentos de acción, momentos de historia y mini serie con actores reales. Esto de los actores reales es de lo más llamativo, pero para mi sobra un poco. Son escenas de unos 20 minutos entre los capítulos del juego que sirven para profundizar algo más en la historia y que son diferentes, dependiendo de las decisiones que vayamos tomando mientras jugamos.
Aquí en Grrr buscando mi momento de acción.
Y esa es otra de las características de este título, que hay que tomar decisiones que afectan al juego, aunque ya os digo yo que no estamos ante un Mass Effect y los cambios son menores en la historia principal, pero sí que pueden cambiar completamente la miniserie. El juego tiene una trama muy enrevesada, con muchos coleccionables en forma de documentos que, si bien no son muy importantes, pueden hacer que cambie tu forma de ver el complejo mundo que propone este título. Por ejemplo, al terminar el juego tenía algunas dudas, me fui al foro de EOL y leí cosas que estaban en esos coleccionables que me dejaron tó loco. Esto es como Lost pero mejor.
Un ejemplo de las decisiones que podemos tomar, usar un bañador azul o ir en bolas. Por desgracia alguien tomó la peor decisión.
Y luego están los momentos de acción, que son muy espectaculares cuando tienes maximizado todos los poderes de tu personaje, sobre todo con el mundo en modo estático. Puedes ir a saco moviéndote mucho, usando tus poderes, o puedes ir algo más tranquilo y usar las coberturas del escenario. Por desgracia no hay tantas escenas de acción como nos gustaría y suelen ser muy cortas. Y aquí es donde toca hablar sobre lo malo del juego: es corto, ya que se puede hacer en unas 9 horas sin rebuscar mucho. No es la mierda de The Order 1886 pero te deja con ganas de más. Además, la serie corta un poco la acción, aunque no es obligatoria verla en el momento que desbloqueas la escena.
Esto no lo regalaba The Order 1886, una exclusiva "cosa" para lucir en fiestas horteras.
La duración y que el juego no llega a 1080p son las polémicas que ha tenido el juego de salida, que se han ido diluyendo desde que se puso a la venta, ya que el producto final ha hablado por sí solo. No creo que sea un juego para todo el mundo, pero los que somos fans de Alan Wake (el anterior juego de Remedy, famosos por Max Payne y su tiempo bala) tenemos una nueva franquicia que adorar. Y eso es todo por ahora. Por cierto, por si alguien no ha pillado que diga que el juego sale en la PS4: Al poner el nombre del juego en Google.es, en las búsquedas sugeridas sale Quantum break ps4 en los primeros puestos. Lo que hace la envidia sana.
Los piperos de la plei dan pena.
¡Saludos!
Pd.: Las fotos sin retoques chorra están como enlace en los pies de foto ;)

miércoles, 20 de abril de 2016

Momento Vintage: La Puta Mili


Los más jóvenes y lampiños del lugar no lo saben porque no han tenido que pasar por ello. Quizás nacieran en ese glorioso año 96 en el que se abolió definitivamente y no tuvieron que lidiar con el honroso y sin par trance de velar por la patria. Y es que, pequeños imberbes y viejunos del lugar, hoy os vamos a hablar de la puta mili.
A los mozos de medio mundo se les obligaba a hacerla para defender el país con nuestra vida si hiciera falta. Además, como te vendían la moto diciendo que ibas a salir hecho un hombre, pues molaba más. Había una alta población masculina que pasaba de darlo todo por su país y optaba por limpiar culos a los viejos o hacer otro tipo de servicios sociales, pero estos no se convertían en machos como los que hacían el servicio militar. Eran objetores, una escala social inferior pero más inteligente.

El día que recibes la carta de alistamiento es muy especial. Vas a pasar una buena temporada fuera de casa, comiendo pollas y sintiéndote libre como un pájaro. Pero la realidad es que vas a estar rodeado de garrulos pajeros que basan la filosofía de su vida en el "caca, pedo, culo, pis".

Y es que aunque te alegres la vista en las duchas porque los garrulos están bien armados y su culo peludo te incita a desvirgarles y quitarle la uniceja de un plumazo, la sola idea de mirarles el pubis asilvestrado les enerva y se ponen a la defensiva, algo lógico cuando te ven la baba cayendo de la comisura de los labios.
Sin embargo su carácter primitivo no es un lastre, y si tienes suerte y te toca "imaginaria", puedes tocarte mientras los ves dormidos con sus calzoncillos blancos marcando paquetorro. Te puedes arriesgar a colocarles bien las mantas y con la tontería, hacerles una mamada, pero te puedes llevar una buena torta y el resto de la mili se puede hacer algo incómodo.
Otro momento en el que podías intentar hacer más llevadera la estancia en ese habitáculo paleto, era el rancho. O mejor dicho, la siesta que seguía a eso que en el cuartel llamaban comida, que solía ir bastante bien para esos días en que estás estreñido.
Como digo, la siesta hacía que esos tiarrones cayeran rendidos después de hinchar sus peludas barrigas y era el momento de hacerte pajas mirándoles, hasta que un pedo maloliente o un eructo estruendoso te cortaba el rollo.

Pero no todo podía ser lujuria y semen en ese santo lugar. Después de tener a los reclutas desfilando de arriba a abajo con un cetme (una especie de arma para matar a personas porque eran de los años 20 o por ahí) y tras la jura de bandera que hacía muy felices a tus padres, te convertías oficialmente en hombre y te ponían a trabajar. Literalmente.

Dependiendo del enchufe que tuvieras, te llenabas de mierda o ibas por el cuartel como un señorito. Tanto en un caso como en otro, tenías ocasión de hacer nuevas amistades y probar nuevos culos, pero tenías que guardar un poco la compostura porque te estaban pagando mil pesetas cada mes y como asalariado, no era plan de hacer el tonto y perder el jornal tan duramente ganado.

Había un momento tenso cada vez que en este periplo castrense se acercaba el fin de semana. Los empotradores heteros hacían sus cálculos para irse al prostíbulo más cercano y limpiar el sable, y los maricas del lugar hacíamos mutis por el foro inventándonos las más variadas excusas: "uff, como mi novia se entere...", "yo es que quiero llegar virgen al matrimonio..." o "Yo como no sean putas de lujo no voy". Se notaba bastante que perdíamos más aceite que la caravana de los Back Street Boys, pero con el cuartel para nosotros solos, y el osazo que te gustaba, aguantar las tonterías de los paletos se hacía más llevadero.

Qué pena que todo ello forme ya parte del pasado. Los nostálgicos lo recuerdan como un recorrido hacia la madurez donde hicieron  LOS MEJORES AMIGOS. Para otros fue una interrupción fatal en los estudios o trabajos. Y para el resto supuso confirmar que darlo todo por la patria fue la pérdida de tiempo más incoherente de sus vidas.

miércoles, 13 de abril de 2016

Grrr la nueva red social para "conocer gente"

Siempre que se habla de bearredes sociales, debe salir un osito con un sombreado artístico.
Desde hace unas semanas, la mierdaplicación (ya que no se le puede llamar aplicación) del BearWWW se actualizó para convertirse en la peor y más inútil herramienta de folleteo para cualquiera de sus plataformas, ya que una de sus "mejoras" es bloquear quién te visita si no eres un usuario de pago. Vamos, lo que la competencia hace gratis, estos iluminados sacapastabear lo hacen pasando por caja. Un truco para saltarse eso es buscar una versión anterior del APK (solo para Android) e instalarla, y así volver a ver quién te visita. Pero la opción más interesante es la que da título al post de hoy.
Esta es para mí, una opción interesante, pero la nueva aplicación no es tan buena.
La nueva sensación se llama Grrr, un nombre perfecto que es la mitad del vocabulario de los ositos, con lo que va a ser muy fácil recordar el nombre. Es más guapa, con un diseño minimalista que enamora, las fotos se ven de lujo, con una calidad estupenda que no deja nada a la imaginación, y no la basura pixelada que sale por el bearwww, con las opciones más usadas de forma accesible y con muchas más interesantes en el menú.
Típico perfil del BearWWW. Seguro que ha sido Mr Chubby durante 10 semanas seguidas.
Crear un perfil es muy fácil, tenemos la opción de poner hasta cuatro fotos, dos de forma pública y el resto privadas, donde podemos poner las esas en las que nos metemos un consolador de 15 cm de diámetro mientras en la descripción decimos que somos 100% activos, además de poner la cantidad de pelo que tenemos, el color de nuestros ojos y nuestras aficiones, cosas que sólo vas a leer tú, ya que las fotos son a pantalla completa y es lo único que importa.
Yo en realidad estoy en Tinder, pero soy modelo y estos me han contratado, así que dejad de mojar gayumbos.
Gracias a todo eso se ha convertido en muy poco tiempo en fuego, y todo el que es alguien en este mundillo ya tiene su perfil allí. Influencers tan importantes como yo (y muchos otros menos relevantes) ya estamos ahí para disfrutar de sus bondades. Y una de las cosas que ahora mismo tiene más atractivas, además de poder ver quién te visita sin tener que pagar, es que las musculocas con pelo todavía no la han descubierto, o sí lo han hecho pero ya tienen más que suficiente con Scruff, Grindr, Growlr y nos dejan esta como ultimo oasis libre de aceite de coco.
Yo he conocido a otro gaymer fan de Nintendo y nos estamos poniendo a tono por Miitomo.
Pero no todo es oro en este nuevo mundo, en android no permite ver los perfiles cercanos si no se tiene activado el modo de Alta precisión en los ajustes de Ubicación, con lo que gasta más batería de la que es necesaria para decir que estamos calentorros por la zona. Y el otro punto negativo es que todo es gratis y no contiene publicidad, algo que de entrada parece estar bien, pero que deja dudas de cómo puede ser en el futuro cuando crezca demasiado y sea una de las indispensables. No creo que sean tan tontos como para pegarse un tiro en el pie y poner de pago ver quién te visita, pero por ahora es una incógnita que pronto averiguaremos.
Yo pongo esta foto para saber quién lo flipa conmigo, que para que se haga la gente pajas ya está Tumblr.
Y eso es todo, espero que las musculocas con pelo no descubran la aplicación hasta después del orgullo gay de Madrid, para así tener más sitio para los gorditos de la zona y poder conocer a mi futuro marido de 30 minutos o menos. O por lo menos que la dejen libre para el puente del Primero de mayo.
hola Popchuby, soy de Madrid y me gustaría "tomar café" contigo. Este anillo es para ti, que con lo foca que eres seguro que tienes micropene.
¡Saludos!