jueves, 28 de agosto de 2014

Bear censura

Un osito y la palabra censurado, de ahí lo de bear censura, no me he matado al pensarlo la verdad.
Seguro que más de uno al ver el título ha pensado en Facebook y su censura a lo que llaman desnudos, pero no, hoy voy a hablar de una web de cruising diferente y mucho más vieja: Bearwww. Si, hay censura en esa red social, pero no en las fotos de portada ni en la mierdosa aplicación para móviles (si es que a eso se le puede llamar aplicación, que es más mala que la de U4Bear, en serio) que no muestra desnudos.
Me instalo la aplicación para ver culos y pollas y esto parece un capítulo de La casa de la pradera.
La censura es mucho más cutre, censura mensajes que contienen alguna de las palabras prohibidas. No, que no cunda el pánico, no censura como quiero ser tu niña mala y que me azotes por encima de las braguitas, o cosas al estilo de woof, woof, morbo, woof follar ni nada como tu novio es una puta y se lo ha follado medio país mientras tu estas en el trabajo, cornudo. Podemos estar tranquilo por esa parte.
Woof! menos mal, pensaba que me iban a quitar el morbo.
Pero como digas Growlr, U4Bear o Biggercity, Tu mensaje será sustituido por un smiley que se ríe en tu puta cara. Es más con Biggercity es posible que ni aparezca el mensaje. Entiendo que no quieran publicidad, pero esto es ya absurdo, le escribes al amor de tu vida, al que llevas persiguiendo y visitando mil veces hasta que él también te visita y empezáis con el rollo de las firmas primero y los mensajes después. Le cuentas algo super interesante que puede que cambien el curso de vuestra relación, pero le pones growlr por lo que sea, y ese mensaje entero desaparece por una carita sonriente, haciendo que el amor de tu vida piense que eres medio tonto del culo y pase de tí para siempre, lo cual hace que acabes borracho en cualquier cuneta sin ganas de vivir, y todo por la tontería del bear.
El mensaje que convertirá tu vida en un drama.
¿Tanto daño les hacen estas aplicaciones? Growlr puede que si ¿pero biggercity? esta web es más para público muy gordo, no la veo competencia de nada. Y no digamos la exclusiva U4Bear, que sólo es para amigos y para los que entramos muy de vez en cuando a ver si algo ha cambiado.
Qué suerte! me han vuelto a regalar una suscripción VIP, es la tercera vez este año.
En lugar de censurar los mensajes, que joden muchas conversaciones ya que no sabes si están pasando de ti o al dicho algo que está prohibido, deberían mejorar la aplicación para móviles, que es de puta vergüenza ajena y funciona como el culo. Así en lugar de perder usuarios a lo mejor consigue a nuevos, y puede intentar hacer caja con la publicidad y con las suscripciones. Yo me daría de baja como protesta, pero paso.
Saludos a todos!
Nuevo logo del Bear3w Censure Edition. Es una copia descarada del icono del U4Bear.

jueves, 21 de agosto de 2014

Vacaciones en Torremolinos: crónica de dos putos nerds

Resumen del post, para los más vagos.
Este año no hay crónica de la Madbear Bitch Beach ni de la quedada alternativa que han montado otros. La razón es que no he pagado ningún pack y apenas he pisado las fiestas. Por lo demás, voy a intentar expresar de la mejor forma posible lo que he vivido mientras coincidía en el mismo espacio con ositos, gordos y musculocas con aceite de coco.

Un día cualquiera de una musculoca en la playa.
Esta temporada ha habido mucho aceite de coco en la playa "Edén" o como se llame esa zona. Otro año que no están en la de "Poseidón" porque los organizadores y no sé quién más discutieron y bla bla bla (rumores, que a los osos nos gusta mucho eso de los rumores más que a las webs sobre Android). Total que aprovechando el tirón oleoso pude desplazarme cual surfero californiano desde el mismo paseo marítimo hasta la orilla de un solo impulso. Todos aplaudieron mi maestría y les miré con desprecio, no puedo dejar que la plebe empiece a pensar que soy de los suyos. Aún hay clases. Luego me quité la ropa y las musculocas y demás fauna que había alrededor empezó a vomitar ante la visión blanquecina de mi cuerpo. Uno me criticó mientras posicionaba en la arena (muy bien cuidada por cierto, no había hueco que no tuviera su complemento en forma de colilla de cigarro o envase de todo tipo) mi sombrilla de los chinos, al parecer le tapaba dos centímetros de sol y no podía seguir germinando un buen cáncer de piel.
Los nuevos osos buscando la mejor posición para quemar más sus cuerpos osunos.
El acompañamiento musical de la playa me pareció fantástico. Llevaba en mi smartphone todas las canciones que me gustaban y pude disfrutar de ellas cuando quería. A veces me molestaba un continuo chunda chunda que sonaba de fondo, nada que mi spotify y mis auriculares de última generación no pudieran solucionar.
Bewater y yo en la playa.

En cuanto al folleteo qué os voy a contar. Yo nunca ligo ni se me acerca nadie siquiera con un palo. Soy muy nerd la verdad y casi siempre estaba puntuando aplicaciones en Google Play. Pero el resto de la gente que yo vi (cuando levantaba la cabeza de la pantalla)... Buf, qué descontrol. La sección extremeña se lo montaba genial, la madrileña no le iba a la zaga, y los asturiano-manchegos ya eran la pera. Si hubiese habido un helicóptero tomando panorámicas aéreas seguro que salía el mapa de España con sus provincias y todo.
Viendo ese mapa pensé que era un juego de rol y me vestí para la ocasión. No veas que caló.
Los cuartos oscuros a rebosar como siempre. Especial mención al de una discoteca ramdon, donde fui el sábado. El semen y el sudor aceitoso de la gente hacía que algunas rampas (juro que no era un parque temático) provocaran caídas graciosas y dispendio general. Por cierto, un aplauso para el arquitecto que planificó el cuarto oscuro con varias puertas para que todos los que no querían cruzarse conmigo tuvieran varias vías de escape por si se me ocurría violarles o meterles la polla en la boca mientras huían de mis zarpas.
Mapa del cuarto oscuro.
En cuanto a las fiestas todo el mundo hacía lo mismo. Pillában la pulsera para no pagar ni de coña la entrada, hacían el paripé, veían que todo estaba vacío, nos ponían el sello y nos pirábamos. Luego a eso de las tres volvíamos y ya nos quedábamos. Qué iba a hacer la gente. Esto es Torremolinos, no el Moulin Rouge. La música que disfrutaba quien la disfrutase era la misma que la de la playa, o eso parecía, y la gente bailaba y hacía como que se lo pasaba bien. Miradas furtivas de peña que conoces pero que prefieres no saludar y otros que te saludan y preferirías no haberlos conocido nunca.
Típico gogó que todo bear nerd espera ver en una fiesta de osos. Podemos esperar sentados.
Como siempre, el "Contacto" es mi local preferido. Las actuaciones de la artistaza que hay allí a pesar de repetitivas, nunca cansan, y ahora han incorporado a un chico que canta muy bien pero que está claro que actúa para que la cosa no decaiga. Bravo por los dos.
Y es que aquí es donde he pasado los mejores momentos en Torremolinos. Una pena que no tengan WiFi abierta (ni cerrada). El bar es muy bueno para conocer gente, especialmente cuando esperas para ir al baño y te encuentras con frikis como tú que te dan conversación. Si esos otros nerds tienen una timeline mayor que la tuya y tienen tiempo para hablar, es más agradable porque de una charla intrascendente y banal puede salir una amistad, o por qué no un buen polvo entre osos de verdad, sanos y que no necesitan drogas para pasarlo bien. Pero qué va, la suerte quiso que algunos encuentros, incluso físicos incluyendo toqueteos de anchas y carnosas espaldas de las que provocan una erección monumental, fueran un simple encuentro.

Yo la verdad es que a pesar de que no he ido a ninguna de las quedadas que se organizaban este año, me ha parecido genial. Me lo he pasado muy guay viendo cómo la gente orinaba en la orilla lo que consumía en el bar, o cómo algunos se ponían aceite de coco hasta en los huevos (y no, no era una playa nudista y sí, esto ha pasado realmente). Me ha puesto bastante cachondo el baboseo de la gente, verlo y sentirlo. Y recomiendo a todo el mundo que visite esta ciudad anclada en los 70, sobre todo si eres un puto nerd., ya que nos va mucho lo vintage.
Pues a mi la zona de la Edén me parece puta mierda, solo hay musculocas con relleno en los huevos y me siento acomplejado.

miércoles, 13 de agosto de 2014

Osazos que hacen historia jugando con canicas

SIIIIIII, ¡¡¡¡por fin!!!! ¡¡¡Todos con la roja y vamos Rafa!!!
Por primera vez en la historia del atletismo español, dos de los nuestros llegan a la final en lanzamiento de peso, me encanta poder vivir este momento histórico. Los héroes que serán recordados hasta el fin de los tiempos son Borja Vivas y Carlos Tobalina. Y si, están muy buenorros, por eso me hago eco de esta noticia deportiva, si no, me la traía al pairo. Es más, me importa tan poco la noticia y la trayectoria deportiva de los emprotadores heteros estos, que solo voy a dejar una pequeña selección de fotos:
Empiezo con Boja Vivas, espero que sea fan del blog y vea esto, si es así, Borja, no me importaría follar contigo todo el día, durante el próximo mes, que es lo que me dura a mí el encoñamiento con cualquier tío.
Voy a editar esa foto para quitar al etíope y ponerme yo.
¿¿¡¡Le van chasers!!??? NOOOOOOOOOO!!!!!!!
Qué envídia del puto peluche ese de mierda, y mira la zorra esa cómo le mira el culo. Puta.
Qué mono!!!!
Al ver esta foto solo pienso en una bukake.
No sé vosotros, pero yo vendería mi Nexus 4 al diablo por follar con este chavalito y con alguno de sus amigos.
Y ahora las fotos de Carlos Tobalina, que se nota que es una diva del coño. Sabe que está muy bueno y se pone a  hacer tonterias, como en una de las fotos en la que hace el saludo nazi o en otra usando pantalones pirata. 
Me encantan los chicarrones norteños.
Mañana me apunto al gimnasio hasta tener un brazaco como el de mi antiguo amor Manolo.
¿¿¿¡¡PANTALONES PIRATA!!!??? Menos mal que tiene buenas piernas.
Si, es supergracioso hacer de nazi, es como pegarse patadas en los huevos, muy diver.
Otra zorra afortunada, seguro que es su mariliendre. Qué exótico con el bigotito.
Yo ahora me voy a hacer otro pajote, pero si alguien tiene el número de móvil personal de cualquiera de estos maromos, que me lo pase, me gustaría mucho acosarles por whatsapp.

jueves, 7 de agosto de 2014

A la mierda, con amor

Mucha gente se escandaliza de que los mandes a la mierda. Yo es que lo veo tan normal como estornudar cuando la persona que sale a pasear contigo lleva una colonia de dos euros de mercadona, o como sonrojarte porque además de apestarte con fragancias baratas se corte el pelo en carrefour.

Los osos pasan de mí y yo paso de ellos como quien va a comprar el pan. Lo que la mayor parte de las ocasiones no sabemos, es por qué se ha llegado a esa traumática situación. Yo os lo explico. La flamorra que entra por la ventana a las diez de la noche en esta mierda de ciudad población cosmopolita incentiva mis neuronas e incrementa su actividad, permitiéndome elucubrar interesantes pensamientos y brillantes deducciones. De todas formas si no es este calor asqueroso, será el insecticida (tercer bote de la semana, en Badajoz no conocen el término "fumigar") el que me produzca un colocón y un brainstorming de ideas.


Como aquí todos tenemos aplicaciones móviles de ligoteo, perfiles en todos los sitios imaginables etc etc, una de las principales causas de que alguien pase de tí es que contestes con monosílabos. A nadie le apetece charlar con un robot. De hecho Siri da más conversación que tu "ok", "claro!" o "jaaajajjajaaj". Al menos escribe bien la onomatopeya. Son dos letras. Puede que tu caso no sea el de contestar con dos letras, si no que tu chat se convierte en un interrogatorio: "Bueno ¿y qué te cuentas", "yo ok, y tú?", "y aparte de poner tres lavadoras, follar con un amigo, fregar la loza de la fiesta de cumpleaños y estudiar las oposiciones... ¿qué más has hecho hoy?". Yo en estos casos prefiero rellenar un cuestionario on line, que no tengo que escribir nada. Pero una vez rellenado... A la mierda los dos. El test y el entrevistador.


Otra situación peculiar se produce cuando cupido lanza las flechas cuando no debe. Estás en una quedada, te enrollas con un gordito mientras tu novio se la mete a un feto (siempre el maromo con el que se enrolla tu novio es un feto y da asco) y cosas del destino, al gordito le caes en gracia y te pide el número de teléfono. Se lo das y al día siguiente ya tienes las primeras tentativas de casamiento por whatsapp. Los primeros tonteos son agradables y dóciles, inocentes hasta cierto punto. Hasta el punto en que te suelta que le gustas mucho y qué pena que tengas pareja. Bueno ¿qué pena para tí, no? Cómete el rabo de un soltero y te casas con él en Las Vegas si te apetece. Lo normal es que tu rollo de cinco minutos en la quedada se convierta en una pesadilla y acabes bloqueándolo por todas partes. Ojo, eso no quita el mal rollo de encontrártelo en cualquier bar y que se te quede mirando todo el rato esperando que le digas algo. Especialmente peligroso es ir al baño sin comprobar antes que no esté él por ahí. ¿Soluciones? Hacerte la cirugía facial o mandarlo a la mierda.


Algo parecido pasa si tienes perfil en chaturbate o xpcams, que ahora creo que son lo mismo. Estás tú ahí tan tranquilo con tus cosas, exhibiéndote como El Hacedor te trajo al mundo meneándotela tan plácidamente, cuando ves a un osazo que te mola y parece que es algo recíproco. Se disfruta mutuamente del juego (me encantan estos eufemismos para hablar de sexo) y se repite, como tiene que ser. La cosa va a más y os pasáis el skype. Y en estas que como la confianza da asco, una de esas tardes en las que juegas con tu nuevo amiguito, justo en el momento en que vas a expulsar tu semilla divina te parece oir entre gemidos un pequeño susurro que suena a Te Quiero. Te empiezas a poner nervioso hasta el punto de que pierdes la concentración y la estimulación decae ligeramente, pero no le das más importancia porque ha debido ser un graznido de algún ave que suena parecido. Pero no, tu colega se emociona y lo suelta cada vez más alto: "ooooh, te quiero, te quiero!" y ahí, amigo mío, te entra un mal rollo que no veas. Se te baja el empalme, ya ni quieres correrte y apagas el portátil cerrando la tapa como si hubieras visto al mismísimo diablo. Esto ni siquiera es sexo. ¡Es cybersexo! Y la gente se pilla. Qué miedo. ¡A la mierda!

Pero si hay una forma en la que pasar de alguien es reconfortante, es cuando tienes amigos parásitos. Son esos que cuando es tu cumpleaños no se acuerdan porque ni te lo han preguntado nunca, pero tú tienes siempre un detalle en su onomástica hasta que te das cuenta de que para qué te vas a gastar dinero cuando se lo puedes dar a un yonki por la calle que por lo menos sabes que lo va a invertir mejor. O te llaman para una copa por la noche para recordar viejos tiempos, a solas, y aparece con dos parejas a las que no conoces de nada y por la cara que pone tu amigo, intuyes que eres el chico gancho para no estar solo con tanta plebe (y que casualmente nunca están buenos, al menos que te presente gente follable, vamos digo yo) y los viejos tiempos los vas a recordar con tu tía Frasca cuando la veas en Navidad. O quedas con él para follar y durante la cena hay un silencio sepulcral y no entiendes muy bien qué haces ahí ni por qué quedas para jugar con este energúmeno cuando por xpcams te puede entrar una taquicardia porque un italiano te suelte que te quiere. Se tarda cero coma en poner el punto y final. ¡Bye bye love!

Lo dicho, gente. Ahora ya sabéis algunas de las causas principales por las que os pueden dejar de lado en las fiestas más chic. Por supuesto que hay muchas más: pubis apestoso, falos con esmegma, no tener foto de cara en el bear... Pero si somos personas normales, con una educación mínima y una foto en bolas con el culo en pompa en el bearwwww, todo irá bien. Nadie os mandará a paseo, pero vosotros aún tendréis el placer de hacerlo. Porque joder siempre es una satisfacción.